Archivo mensual: junio 2006

BajoCoste.com en Cuba


Salgo hoy día 20 hacia Cuba. Estaré completamente perdido por la isla y no regresaré a Barcelona hasta el día 3 de Julio, 12 días + 1 en el avión. Hasta entonces, lo más probable es que no haga ninguna entrada, si bien, intentaré leer los emails. Los comentarios en el blog quedarán cerrados igualmente.

Me vienen a buscar en un coche al aeropuerto de La Habana y tengo una habitación en el que me dicen que pudiera haber alguna cucaracha con lo cual desapareceré rápidamente (se de uno en Canarias que las mataba con las manos). Me llevo 1300 euros, una cámara de fotos, la guía Lonely que me leeré en el avión, ropa ligera, gafas, bronceador, bolígrafo y papel, y el 60 % del resto de la maleta llena de ropa que daré a la familia que me acoge junto a otro paquete lleno de medicinas. Les dije que estaría en la casa los primeros cinco días, luego ya veremos a donde voy; hoy pienso que mañana les diré que sólo los tres primeros días.

Metí la pata en el consulado esta semana pasada. Anote por error el domicilio particular de una familia y debí de señalar cualquier hotel, incluso la señora del consulado en el primer momento me dijo: “No te puedo dar el visado”. A lo que respondí rápidamente “No, a ver… ella me cobra” y me hice el que no sabía mucho. Se lo creyó (más bien un no pero vale), pero es de imaginar que tendré que hacer algo parecido cuando llegue al aeropuerto en La Habana.

El billete me costó 519 euros ida y vuelta en total incluidas las tasas. Comprado en Iberia.com hace dos semanas. Era lo más barato en su momento de toda la red. Había rastreado Trabber.com, Edreams.com y AirFrance.com. El Visado otros 20 y el seguro medico para 15 días, otros 15 euros.

Mi enorme problemilla con la aerofobia no ha sido muy acusado como otras veces; justo después de haberlo comprado me dije ¿Que he hecho? pero a medida que se ha acercado el día se ha ido diluyendo. Volviendo de Nueva York me prometí durante unas turbulencias en medio del océano que no volvería a coger un avión (me tuve que poner las bambas inclusive porque me veía en el agua). Mañana ya estoy cogiendo otro y cada vez cojo más.

Ya os contaré…

Anuncios

Cargando los gadgets en el avión con la entrada de audio

Lo conectas en el avión a la entrada del audio de los asientos y de 3 a 5 minutos obtendrás aproximadamente un minuto de carga para el Ipod, PDAs, consolas, etc… (Vía).

¿?

Pistaaaaaaaaaa!!!!!!!

¡¡¡Ayyyy madre!!! que resulta que aquí la servidora, tiene pánico a volar, si, pero auténtico pánico. Joder ¿que queréis? nunca he comprendido como una cosa tan gigantesca es capaz de suspenderse en el cielo. Si os paráis a analizar no es tan disparatado lo que digo, veamos…¿cuánto puede pesar sólo lo que es el avión eh? ¿cuántos kilos o toneladas o lo que sea? eh? cuánto? y eso sin tener en cuenta el peso del equipaje (que la muá por ejemplo es de las que se lleva hasta las botas de lluvia, por si las moscas) y el peso de los pasajero ¿que?. Porque aquí una está delgadita (fruto de muchos desengaños amorosos y cambios de metabolismo), pero en mi último viaje me toco un señor a mi lado ( y que conste que no tengo nada en contra de los gorditos eh?) que literalmente se le salía el trasero de su asiento e invadía sutilmente el mío, tan sutilmente que hice todo el trayecto desde Guatemala a Sevilla con las piernas cruzadas y mi cara pegada a la ventanilla. Claro que si me dejo llevar un poco por lo superficial (y aquí el que no lo sea que tire la primera piedra…), el tío llega a estar medio bueno y entonces habría sido el viaje de mi vida!!. Además de por los sutiles rozamientos, por le hecho de que yo necesito continuamente que me expliquen de dónde procede cada ruído del avión, esto es, si se enciende una lucecita roja, verde o del color que sea, ya estoy preguntando al de al lado el ¿por qué? ¿que ocurre? ¡¡¡deme una explicación por Diossss!!!! (como si el pobrecito mío lo supiese…) ni que decir que en el momento que el avión desciende lo más mínimo, mi cara se pone verde limón y automáticamente tengo que agarrar la mano de mi compañero de vuelo, bueno…más que agarrar…estrujar y estrujar hasta que el color de mi cara vuelve a ser…¿amarillo?. No como, no leo, no duermo (aunque me metan tres transiliums antes de coger el vuelo) y lo que es peor, no permito que el que se siente a mi lado duerma. Lo digo totalmente en serio, que no se lo ocurra dormirse en mi presencia porque automáticamente lo despierto con una colleja.

– ¡Me da igual que no me conozca oiga! yo estoy cagá y usted o se caga conmigo o se inventa cualquier explicación técnica, que yo, prometo creerla…

-¿y me puede decir que hace esa nube en mitad de mi camino? ¿y por qué es tan negra?

-¡¡No oigo el motor por favor!!! ¿cómo que es normal? llame ahora mismo a la azafata que nos matamos ¡¡¡¡nos matamossssssssssssssssss!!!

Sigue leyendo aquí. Texto de sobreviviré.

Invasión

Beaufort 2006. Ver fotos en Flickr. (Vía).

Hoteles sin alcohol; nueva moda hotelera

Es el nuevo concepto por explotar. Más información aquí.

Masaje de manos, a 80 dólares

Para que las relajes de tanto usar el PDA dicen. Es uno de los nuevos servicios de los hoteles de lujo. Puedes leer algunos más aquí. Claro que también, te prestan un PDA en bandeja de plata si es necesario: