Archivo mensual: julio 2006

Travelfinances.com Guía financiera para los viajes

Un blog que va señalando las últimas novedades de cambios de monedas, consejos para usar las tarjetas y todo lo relacionado con las diferencias monetarias entre países.

Buscando enchufes en los aeropuertos II

Son las fotografías de donde se encuentran en los aeropuertos de Madrid y Barcelona. En Madrid como dije, en esos habitáculos para usar en caso de incendios y en Barcelona junto a las televisiones que tienen en cada terminal.


La fotografía de Madrid es de EnriqueDans.com

Tranvías turísticos-restaurantes

En Helsinki (Finlandia), Zurich (Suiza) y Melbourne (Australia) circulan tranvías turísticos que son a la vez restaurantes. Y parece que tienen incluso WIFI. Excelente…

Fuel for Travel; Tiendas de descargas en los aeropuertos

A partir de ahora, sí te encuentras una tienda de Fuel for Travel en los aeropuertos, que sepas que son tiendas de descarga de contenido digital para tus aparatos electrónicos. Podrás comprar mp3, podcasts de viajes, mapas para el Ipod, audiolibros, películas, juegos, etc. Para que vayas preparado en tu vuelo. De momento están sólo en el aeropuerto de Schiphol, Ámsterdam, Holanda. (Vía).

Llamando a los sitios según el punto de ubicación

En Argentina es usual referirse a los chilenos como «los trasandinos». En una charla con Marcos comentamos el curioso hecho de que, para los chilenos, los «trasandinos» son los argentinos.

Es rara esta respetuosa simetría republicana. Varios países o lugares reciben su nombre por su ubicación respecto a un punto de vista muy definido. Trastévere es un barrio de Roma; su nombre significa literalmente «del otro lado del río Tíber». Es evidente que ese nombre les fue dado desde el Foro o el Palatino; para los trasteverini ellos mismos no están «del otro lado del Tíber» sino de este.

Nippon o Nihon, el nombre que los japoneses dan a su propio país, significa «origen del sol» o «tierra del sol naciente». Para quien mira amanecer, el sol siempre nace más allá, no en la propia tierra; el nombre surge en China.

Según parece, Marruecos y Magreb tienen la misma raíz en idioma árabe, que significa «oeste». Oriente, Medio Oriente, Lejano Oriente son otros ejemplos obvios; oriente deriva de la palabra latina para surgir o nacer, y occidente, para caer. Se habla del sol tal como es visto desde Roma. Parece que Borges había comentado que el título el famoso libro La decadencia de Occidente contiene dos veces la idea de caída.

¿Hay otros ejemplos?

1. Hay un pueblo que se llama Far West, en Missouri, EE. UU. . Luego de su fundación, el oeste llegó hasta California. Lo encontré por accidente, pero ilustra lo que quería decir (que los westerns están situados más bien al centro de los Estados Unidos).

2. Tampoco el Mediterráneo está en mitad de la tierra.

3. Los trasatlánticos navegan tambien por el Pacífico. O por el Mediterráneo.

4. ¿Cómo se ve desde Jordania a Cisjordania?

5. La tierra austral (Australia), es menos austral que Nueva Zelanda o el sur de Argentina.

Sigue leyendo más observaciones en los comentarios de la excelente reflexión de juegosdeingenio.org

Leyendo el periódico

La práctica habitual al visitar el Mar Muerto es leer un periódico para demostrar que se “flota”…

Larry Walters, uno que quería volar

Cada año, un grupo de científicos americanos concede un curioso premio Darwin, que se otorga a una persona que haya muerto en un accidente particularmente estúpido. Según ese grupo de científicos, la distinción recompensa a quien, aunque sea involuntariamente, haya efectuado una “contribución excepcional a la selección natural de la especie por medio de su propio sacrificio”. Los premiados deben desaparecer de este mundo sin haberse reproducido, con lo que sus genes -esos genes que, en un rinconcito u otro, almacenan el estigma que los ha llevado a una muerte cretina- no pasan a generaciones posteriores, como mínimo por su parte. Esa es su contribución: al matarse sin haberse reproducido, el premiado contribuye a mejorar el patrimonio genético de la humanidad.

El ganador del premio Darwin correspondiente a 1997 se llama Larry Walters, era de Los Ángeles y camionero. Por problemas de vista no había podido servir en el Ejército del Aire y esa había sido siempre su frustración hasta que un día, para ver cumplido su su eño de volar, ató cuarenta y cinco globos a una silla de jardín, los llenó de helio y se sentó en la silla, con un “pack” de seis cervezas y un fusil de aire comprimido. Walters calculaba descender disparando a los globos, uno a uno, para que la cosa fuese suave. Pero en cuanto desligó la silla de su sujeción, en pocos segundos se colocó a más de tres kilómetros de altura. Aterrorizado, no hizo uso del fusil por miedo a desequilibrar la silla y caer. Fue así como durante catorce horas estuvo a la deriva hasta que un helicóptero le lanzó una cuerda. De vuelta a la tierra lo acusaron de imprudencia en vuelo y lo multaron con 26.000 dólares. Todo eso sucedió en 1982 y, a pesar de no haber muerto a consecuencia de esa estupidez, el jurado la considera tan notable que le han concedido el premio, tras haber comprobado que murió el año pasado sin dejar descendencia.

Texto de Quin Monzó en El patrimonio genético. Puedes leer la historia completa con las transcripciones de los aviones que se lo encontraban aquí. Y en los premios Adwards.

Asiento 29E

A un ciudadano americano le pusieron en el asiento que daba justo al retrete del avión. El señor pagó 400 dólares y no habiendo otros asientos tuvo que sentarse enfrente; él mismo podía tocar la puerta del lavabo. Lo triste, es como comenta, tuvo que oír ruidos desagradables durante todo su vuelo. Incluso tuvo que hacerse con un protector de olor (mantas y demás…) para solventar el percance. Mírate aquí el gráfico con la posición del asiento en el avión. O aquí la nota original de su puño y letra.

Esta es la hoja de reclamación, histórica (fue hace par de años), que mandó a la compañía aérea:

Dear Continental Airlines,

I am disgusted as I write this note to you about the miserable experience I am having sitting in seat 29E on one of your aircrafts. As you may know, this seat is situated directly across from the lavatory, so close that I can reach out my left am and touch the door.

All my senses are being tortured simultaneously. It’s difficult to say what the worst part about sitting in 29E really is? Is it the stench of the sanitation fluid that’s blown all over my body every 60 seconds when the door opens? Is it the wooosh of the constant flushing? Or is it the passengers asses that seem to fit into my personal space like a pornographic jig-saw puzzel?

I constructed a stink-shield by shoving one end of a blanket into the overhead compartment — while effective in blocking at least some of the smell, and offering a small bit of privacy, the ass-on-my-body factor has increased, as without my evil glare, passengers feel free to lean up against what they think is some kind of blanketed wall. The next ass that touches my shoulder will be the last!

I am picturing a board room full of executives giving props to the young promising engineer that figured out how to squeeze an additional row of seats onto this plane by putting them next to the LAV. I would like to flush his head in the toilet that I am close enough to touch, and taste, from my seat.

Putting a seat here was a very bad idea. I just heard a man groan in there! This sucks!

Worse yet, is I’ve paid over $400.00 for the honor of sitting in this seat!

Does your company give refunds? I’d like to go back where I came from and start over. Seat 29E could only be worse if it was located inside the bathroom.

I wonder if my clothing will retain the sanitizing odor . . . what about my hair! I feel like I’m bathing in a toilet bowl of blue liquid, and there is no man in a little boat to save me.

I am filled with a deep hatred for your plane designer and a general dis-ease that may last for hours.

We are finally decending, and soon I will be able to tear down the stink-shield, but the scars will remain.

I suggest that you initiate immediate removal of this seat from all of your crafts. Just remove it, and leave the smouldering brown hole empty, a good place for sturdy/non-absorbing luggage maybe, but not human cargo.

(Vía).

500.000 vuelos a 0.01 €

Más tasas, ya sabéis. Para los vuelos de invierno con MyAir. Desde Madrid y Barcelona a Venecia y Milán.

100.000 billetes a 10 euros

Con Vueling. Para comprar hasta el día 1 de agosto.

Vueling