El Gobierno aconseja no viajar a 87 países


Las cosas no están en medio mundo como en Irak o en el Líbano, pero el Ministerio de Asuntos Exteriores recomienda, por una u otra razón, no viajar o tomar precauciones para hacerlo a 87 países de este planeta. El mapamundi se encuentra sembrado de puntos rojos a causa de conflictos internos, fronterizos o internacionales; terrorismo contra intereses occidentales; riesgo de contagio de peligrosas enfermedades y bandas que asaltan, secuestran y matan a los turistas. En esta lista que se incluye a continuación no se citan aquellos lugares en los que el único riesgo es la malaria, el dengue, el sida o un hurto. Tampoco ésos en los que se aplica la pena capital por tenencia de drogas (ya sea para el propio consumo o para su tráfico), ni aquéllos en los que la homosexualidad se castiga con la cárcel. Singapur impone multas a quien se atreva a introducir un paquete de chicles o de tabaco en el país y a todo peatón que tire colillas o papeles al suelo, pero esta república es el país de las maravillas si se la compara con los que siguen:

Afganistán. Todas sus zonas revisten “alto riesgo” según el ministerio y sólo la ciudad de Kabul presenta un “riesgo medio”. El Gobierno español recomienda no realizar este viaje. Conviene vacunarse antes de ir contra la hepatitis, la fiebre tifoidea, el tétanos y la rabia.

Albania. Conviene tomar precauciones en todo el país. Sólo Tirana es segura.

Argentina. Las condiciones de seguridad se han degradado. El nivel de delincuencia es “elevado” y los robos a mano armada se disparan. No visitar los arrabales de Buenos Aires. “Teóricamente”, los barrios elitistas son seguros.

Argelia. En Argelia está en vigor el estado de emergencia desde el asesinato del príncipe saudí en 1993. El Gobierno recomienda no viajar salvo por razones imperativas y en este caso, siempre con escolta y variando de costumbres cada día. Buscar un hotel con medidas de seguridad y no usar nunca prismáticos, porque está prohibido. Hay riesgo de terremotos y de asaltos de bandoleros armados en las carreteras.

Arabia Saudí. No se debe visitar este país a menos que sea imprescindible. En este caso, el Gobierno pide que se ponga al tanto de la estancia a la embajada. Riesgo de atentados y enfrentamientos entre terroristas y policías. Revisar siempre los bajos del coche antes de montarse.

Bangladesh. No pisar la frontera con Birmania y la zona de Chittagong Hills. También son peligrosas Khuina y Sundarbanks.

Belice. Desplazarse siempre en grupo y no circular nunca de noche. Hay que andar con mucho cuidado en las ruinas mayas de Caracol y en la frontera con Guatemala.

Bhután. Se producen enfrentamientos armados entre las fuerzas del orden y grupos militantes anti indios en el sur del país.

Bielorrusia. No se pueden visitar las zonas que lindan con terceros países ni las áreas del país contaminadas desde el accidente de Chernobil. El turista que sea descubierto en estos territorios será arrestado y el que intente sacar del país más de 250 gramos de caviar recibirá trato de contrabandista.

Camboya. Este país está en alerta por la gripe aviar y es una zona de malaria, Además, hay riesgo de esquistosomiasis y opisthorchiasis, por lo que hay que evitar bañarse en los ríos y tomar pescado poco cocinado. Grandes extensiones del país están minadas y aumenta el bandidaje en el norte y los robos a mano armada en las ciudades.

Camerún. En toda la zona próxima al lago Chad abundan las bandas de guerrilleros, y en el Norte están los llamados “coupeurs de routes”, bandas armadas que asaltan a los vehículos.

Rep. Centroafricana. La fiebre amarilla y el paludismo son riesgos menores frente a la situación de inseguridad generalizada que se vive en este país tras el golpe de Estado. El territorio está sembrado de zarguinas o bandas armadas.

Chad. En el Norte opera el Mouvement pour la Démocratie et la Justice y en el Suroeste, las Forces Armés pour la République Fédèrale. En el resto del país hay, además, guerrillas y grupos de bandidos armados. En general, continúa la inercia de una larga guerra civil y, en ocasiones, hasta la guardia del Palacio Real dispara a los conductores en tránsito alegando razones de seguridad.

China. Cada vez se dan más asaltos a turistas, incluso en hoteles de lujo. China, además, es un país amenazado por la gripe aviar, la poliomielitis, el paludismo y la encefalitis japonesa.

Chile. El ministerio pide que se eviten las zonas marginales del cinturón de Santiago y, de noche, el centro de la capital. También alerta contra los temblores de tierra, los desiertos y las playas, en las que se ahogan muchas personas.

Colombia. Delincuencia común, guerrilla, narcotráfico, grupos paramilitares… Colombia ostenta una de las más altas tasas de homicidios y secuestros del mundo. Las únicas zonas medio seguras, según el ministerio, son la ciudad de Cartagena de Indias y el archipiélago de San Andrés y Provincia. La escopolamina o burundanga es una droga que hace perder por completo la voluntad y es utilizada para robos y secuestros. Debe rechazar cualquier comida, bebida, cigarrillo o pañuelo que le ofrezcan. Si sufre un accidente, no mueva el coche porque le harán culpable.

Comores. Tras las elecciones reina relativa calma pero aún se producen disturbios y atracos. Vestir pantalón corto y escotes y beber alcohol en público en las ciudades está proscrito. Hay riesgo de contraer malaria y chikungunya.

Rep. del Congo. El ministerio ruega que no se salga fuera de las ciudades y, sobre todo, que no se visite la región del Pool, donde permanece activa la rebelión tras el alto el fuego, ni Cuvette ni Likouala. De todas formas, puede haber asaltos armados en todo el país y el viajero puede contraer paludismo, sida, cólera, ébola y tifus. El tráfico rodado es muy peligroso.

Rep. Dem. Congo. Según el Gobierno, sólo se debe viajar a este país “por razones imperiosas”. En este caso, se desaconseja todo desplazamiento por carretera o en avión (dada la incompetencia de los pilotos). Tras los Acuerdos de Pretoria, persisten los enfrentamientos armados y se producen los falsos controles policiales para robar a los viajeros. Ituri, Kivus y Katanga son regiones peligrosísimas, lo mismo que las fronteras con Uganda, Ruanda y Burundi. La persona que hace fotos es detenida.

Rep. Dem. de Corea. Aquí también está prohibido hacer fotos de ciertos edificios y de las infraestructuras públicas. Los turistas son continuamente vigilados por agentes designados de forma individual por el Gobierno y no deben arriesgarse a criticar, en ninguna conversación, a los actuales y los antiguos dirigentes (Kim Jong H. y Kim II Sung) o a algún miembro de sus familias. Se dan muchos casos de hepatitis A, encefalitis japonesa y rabia. Como en casi todos los países que aparecen en esta lista, las condiciones sanitarias son extremadamente malas, pero aquí, además, está prohibido introducir medicamentos. Los extranjeros no pueden acceder a internet y hay escasez de alimentos y combustibles, cortes de agua y de luz. Al entrar, los ordenadores, los teléfonos y las radios se quedan en la aduana. Los viajeros no pueden conducir ni montar en bicicleta.

Costa de Marfil. Asuntos Exteriores recomienda no viajar a este país “hasta nuevo aviso” porque es “posible” que se produzcan “incidentes violentos en los próximos meses”. Quien viaje debe avisar a la embajada, hacer acopio de víveres, vacunarse contra la fiebre amarilla, las hepatitis A y B, la tifoidea y el tétanos, y protegerse frente al sida y la malaria.

Croacia. Una gran parte del país que fue escenario de la guerra sigue llena de minas sin desactivar. Algunos medicamentos de uso normal en España contienen sustancias que en Croacia son consideradas drogas y el viajero puede ser acusado de tenencia.

Ecuador. Se ha producido un deterioro importante de la seguridad en todo el país. Sobre todo en las grandes ciudades, en las provincias fronterizas con Colombia y en zonas turísticas. Hay riesgo de secuestro, de estafa, de asalto a mano armada, de bandolerismo en las carreteras. Antes de comprometerse con una ONG para practicar el turismo solidario, preguntar acerca de esta entidad en la embajada. Visitar el volcán Reventador puede resultar aún peligroso y hay provincias en las que se ha disparado la incidencia del paludismo, el dengue y la leishmaniasis.

Egipto. No se descarta que se repitan atentados como los de Taba, Sharm El Sheij y Dabah. Los campos de minas de varias zonas costeras y fronterizas están sin señalizar, aunque el mayor peligro está en la carretera: al año mueren cinco mil personas en siniestros. Varias zonas de interés turístico se deben visitar con convoy policial y en el Nilo, donde habita la bilharcia, que es un parásito, mejor no bañarse.

El Salvador. Los índices de criminalidad son alarmantes y “las agresiones suelen implicar violencia desproporcionada”. Deben evitarse las discusiones, porque cualquiera de ellas puede terminar resolviéndose con las armas. Se producen asaltos, incluso, dentro de los autobuses. En las áreas de interés turístico también existe peligro, aunque las zonas menos recomendadas son las rurales y poco pobladas y la capital. La temporada de huracanes en el Atlántico va del 1 de junio al 30 de noviembre.

Eritrea. El desminado no ha sido completo y se siguen produciendo escaramuzas con las poblaciones de los países fronterizos. Hay una gran escasez de alimentos.

Etiopía. Hay luchas tribales en la frontera con Kenia y en la región de Gambella, y enfrentamientos en las regiones que lindan con Eritrea y Somalia. La malaria está muy extendida y la tuberculosis, la meningitis, el sarampión y el tifus son endémicos.

Georgia. Tras las últimas elecciones, la situación tiende a estabilizarse, pero la seguridad sigue en entredicho por los años de conflicto armado, la precariedad económica y las convulsiones de Chechenia, Daguestán, Ossetia y Abjazia. Hay muchos robos, y entre 2000 y 2001, dos españoles fueron secuestrados 373 días.

Djibouti. Se cierne sobre el país la amenaza terrorista, así que es mejor evitar las grandes aglomeraciones y la línea férrea, y conviene extremar las precauciones en lugares turísticos. Deben ser evitadas las fronteras con Somalia y Eritrea, las excursiones en barco a causa de los violentos piratas que merodean por la zona y las carreteras, ya que muchos habitantes conducen bajo los efectos del chat, una sustancia ilegal en España.

Guatemala. En la capital, casi todos los barrios son peligrosos y en la denominada Ruta del Atlántico (sobre todo entre los kilómetros 30 y 100) y en el desvío de Godínez se dan asaltos de grupos criminales que visten ropa militar. En realidad, en el país no hay zona alguna libre de riesgos para los turistas. Además, las normas de circulación no se respetan en absoluto.

Rep. Guinea. La inseguridad es creciente en todo el país y el ministerio aconseja no visitarlo, sobre todo las regiones fronterizas con Sierra Leona y Liberia y la capital, Conakry. Tanta es la inseguridad, que hay zonas de Guinea que están prohibidas para los turistas.

Guinea Ecuatorial. La posesión de una cámara de fotos suele implicar su retirada y hay zonas del país que están vetadas a los extranjeros. Aparte de esto, Guinea Ecuatorial es uno de los lugares del planeta con mayor endemismo de enfermedades tropicales.

Guinea-Bissau. La zona Norte, frontera con Senegal, está tomada por la guerrilla y el bandolerismo, y en el resto del país hay asaltos y excesiva presencia militar. Han estallado brotes de cólera en diversas localidades.

Guyana. La inseguridad es creciente, así que el Gobierno ruega que no se pasee desde el atardecer, que sólo se tomen los taxis de los hoteles y que no se utilicen las fondas ni las pensiones.

Haití. Las condiciones de seguridad han vuelto a empeorar y el Gobierno recomienda no visitar este país. La alta criminalidad general es mayor en Cité Soleil, Puerto Príncipe, Gonaives y la llanura central y se aconseja no conducir de noche ni recalar con embarcaciones de recreo en las costas del país. Además, hay que declinar las invitaciones a ceremonias de vudú y estar atento al riesgo de riadas.

Honduras. “Preocupante aumento de la inseguridad” y de las armas de fuego, sobre todo en Tegucigalpa y San Pedro Sula. No conducir de noche y escoger compañías de autobuses que no recojan pasajeros por el camino, porque pueden ser bandoleros. Las maras son pandillas juveniles que hacen del asalto su forma de vida.

India. En Cachemira actúan grupos terroristas y paramilitares que perpetran atentados indiscriminados y operaciones de guerrilla. En ocasiones, han tomado como rehenes y asesinado a turistas. En la frontera con Nepal se dan choques armados entre el ejército nepalí y la guerrilla maoísta. En India sólo son relativamente seguros los lugares más turísticos. La adquisición de prendas que contengan pelo de antílope tibetano es un delito que conlleva penas de 6 años. Hay redes que se dedican a la estafa organizada de los turistas y a veces se droga a los extranjeros para robarles.

Indonesia. La organización terrorista Jamaah Islamiyah y otras vinculadas con Al Qaida han llevado a cabo y planean atentados en Bali, Yakarta y otros puntos contra visitantes e intereses occidentales. Hay que evitar las aglomeraciones y los puentes para peatones de la capital y visitar con mucha precaución las regiones de Aceh, las Célebes, Papúa, Molucas, volcán Krakatoa y Timor Occidental. Además, el mar territorial indonesio y el estrecho de Malaca conforman el principal escenario de piratería del mundo.

Irán. Deben evitarse las zonas fronterizas con Irak, Afganistán. Turkmenistán y Pakistán por la inestabilidad y las peligrosas redes de narcotráfico y contrabando, que a veces secuestran a extranjeros. En Kurdistán y Khuzestán se producen enfrentamientos violentos por razones étnicas, políticas o socioeconómicas y atentados con bomba contra viandantes. Teherán es una de las ciudades más contaminadas del mundo por lo que el ejercicio físico al aire libre puede ser peligroso. Los policías pueden ser, en realidad, ladrones disfrazados. La homosexualidad, el adulterio y el sexo con mujeres musulmanas están prohibidos, lo mismo que la música, el alcohol, algunas comidas y los naipes.

Islas Salomón. El Gobierno recomienda tomar “las máximas precauciones” y evitar las aglomeraciones y manifestaciones políticas. A pesar de la presencia de policías australianos y neozelandeses, persisten los graves problemas de orden público y las armas proliferan en manos privadas. Si se visita este país hay que avisar a la embajada y si se toma un transbordador es aconsejable llevar salvavidas.

Israel. Antes de viajar hay que ponerse en contacto con los servicios consulares para recabar información de última hora. Una vez allí, evitar los lugares abiertos, las aglomeraciones, los centros comerciales y de ocio y el transporte público. Sobre todo, durante los fines de semana. Todo el país puede resultar peligroso, pero mucho más las fronteras. Los turistas pueden encontrarse con dificultades en las aduanas y ser interrogados y retenidos si se les considera, aún sin motivo, simpatizantes con las causas de los enemigos de Israel.

Jamaica. Tiene uno de los índices de homicidios más altos del mundo. Las zonas más peligrosas del país son el oeste y el downtown de Kingston e Spanish Town.

Jerusalén, Cisjordania y Gaza. Desde el comienzo de la Intifada, en septiembre de 2000, han muerto ya más de tres mil personas (también extranjeras) en atentados o enfrentamientos, y también se producen secuestros. Asuntos Exteriores pide que no se viaje allá.

Jordania. Éste era un territorio seguro hasta la invasión de Irak. Ahora, hay grupos terroristas que cruzan las fronteras y perpetran atentados, a veces, contra hoteles. Su objetivo es desestabilizar este país que rechaza la violencia y coopera con Occidente.

Kazajstán. Hay que avisar a la embajada de España de la presencia en el país y evitar las áreas fronterizas próximas a los focos de extremismo islámico. Las regiones de Semipalatinsk y Kazajstán oriental entran en el radio de acción de las pruebas nucleares soviéticas, con alto nivel de radiación residual. El timo de los falsos policías y el del fajo de billetes en el suelo son los más frecuentes. Antes de obedecer a un agente, hay que exigirle la documentación.

Kenia. Se recomienda no viajar por ningún motivo al distrito de Marsabit, al Norte del país, por los brotes de violencia que se suceden desde el verano pasado. En Nairobi y el resto del país hay también un alto grado de violencia y se aconseja viajar con los seguros del coche echados. La tasa de sida es muy alta, sobre todo alrededor del lago Victoria.

Kuwait. Las minas todavía abundan en el desierto y en las playas y hay elementos integristas dispuestos a atacar intereses occidentales. Para realizar fotografías y tomas de vídeo hay que pedir permiso al Ministerio de Información.

Liberia. Pese a la instalación de un gobierno provisional, se recomienda no viajar (sólo por causa mayor) a Monrovia ni al resto del país.

Libia. No se debe viajar “bajo ninguna circunstancia” a la región Cirenaica (Este del país) por la tensión y los ataques a objetivos cristianos. En las fronteras con Argelia, Chad y Níger y en las montañas del Tibesti puede haber grupos integristas y de bandidos que en ocasiones secuestran turistas, además de zonas minadas, herencia de 20 años de enfrentamiento con los países vecinos e, incluso, de la II Guerra Mundial.

Macedonia. La situación es aún inestable y peligrosa. Alto nivel de violencia y bandidaje en las carreteras. Lo más peligroso es el norte de las ciudades de Skopje, Tetovo y Kumanovo. La hepatitis A y la brucelosis son endémicas.

Malasia. Como en otros países de su zona, el tráfico de drogas se pena con la muerte. En la costa este de Borneo e islas próximas como Sipadán, grupos separatistas musulmanes de Filipinas han secuestrado turistas en los dos últimos años.

Mali. Los turistas no deben desplazarse por el Norte del país debido al alto riesgo de bandidaje y a las recientes noticias sobre el resurgir del movimiento tuareg. El paludismo, la bilharziosis y el cólera son enfermedades endémicas.

Mauritania. Mejor no circular jamás fuera del asfalto por el riesgo de pisar una mina. Si se visita el país desde el Sáhara Occidental, se atravesará un tramo de 10 kilómetros entre el puesto fronterizo marroquí y el mauritano que es tierra de nadie. Los bordes exteriores de esta pista están minados. En el extremo fronterizo con Argelia hay, además, bandidos, y en el desierto es fácil perderse. Hay riesgo de tormentas de arena, golpes de calor, rabia, cólera y paludismo.

Moldova. El crimen organizado contra extranjeros aumenta a medida que empeora la situación económica y la zona situada al este del río Dniester está bajo control de un régimen separatista.

Myanmar. El propio gobierno birmano no suele permitir visitar las áreas fronterizas con Tailandia, donde hay actividad guerrillera, además de otras zonas bajo control de ejércitos étnicos. El agua dulce y el pescado suelen tener gusanos peligrosos, hay cepas de malaria resistentes a la profilaxis que recomienda en España Sanidad Exterior y gripe aviar.

Namibia. Minas en la frontera con Angola, robos y rabia son los mayores peligros. Pero la conducción también comporta un gran riesgo: se conduce por la izquierda y los antílopes cruzan constantemente las carreteras.

Nepal. El Gobierno aconseja “posponer hasta nueva orden cualquier estancia” en este país. Ninguna zona de Nepal es segura, pero Jajarkot, Kalikot, Rolpa, Rukum y Salyan son las más peligrosas. Son frecuentes los choques entre las fuerzas armadas y la guerrilla naxalita maoísta, que ha atentado en 74 de los 75 distritos de Nepal. En Kathmandú aumentan los atentados con bomba y reina un toque de queda oficioso. También comportan riesgo las frecuentes huelgas generales y las estafas organizadas.

Nicaragua. Hay riesgo de asaltos en todo el país y en el llamado triángulo minero (municipios de Siuna, Rosita y Bonanza) operan grupúsculos armados. Existen brotes de leptospirosis, cólera y malaria y el dengue es endémico.

Níger. La zona norte del país y, en general, las fronteras deben ser evitadas.

Nigeria. No se puede considerar como destino turístico, tanto por las deficientes infraestructuras como por las circunstancias sociales y económicas y la gravísima inseguridad ciudadana. Se dan estallidos repentinos de violencia tribal y religiosa, asaltos y fraudes en prácticamente todo el país.

Pakistán. La situación de seguridad es “mala y variable”. Hay zonas vetadas a los extranjeros y otras en las que se producen atracos y secuestros. No existen regiones seguras, y el peligro aumenta los viernes y durante las fiestas religiosas. Algunas costumbres, vestimentas y símbolos occidentales ofenden a los pakistaníes.

Papúa-Nueva Guinea. El ministerio aconseja no viajar por el momento debido al “gravísimo clima de violencia” que reina en el país, sobre todo en Port Moresby, Lae, Bougainville, Kokoda, Enga y Highlands del Sur.

Perú. El soroche es una broma en comparación con la delincuencia común de las ciudades (Lima, Cuzco y Arequipa), el narcoterrorismo y las guerrillas de Apurimac, Ayacucho, Huánuco y Junín.

Polonia. Según Asuntos Exteriores “la delincuencia común es un serio problema en el país” y es mejor evitar el barrio de Praga en Varsovia. Las estaciones de tren, de noche, también son arriesgadas.

Rusia. Kaliningrado y San Petersburgo registran un índice de criminalidad superior a la media nacional. En el Cáucaso Norte hay “grave riesgo” de terrorismo y secuestros y hay que abstenerse de pisar Chechenia, Daguestán, Osetia del Norte y Kabardino. Ojo con las garrapatas, que transmiten la encefalitis y el mal de laima.

Senegal. La embajada en Dakar desaconseja “de manera absoluta” viajar a todas las zonas de Casamance no comprendidas en el eje Velingara-Cap Skirring, por un conflicto interno que viene de los años 80. Toda el área está minada.

Sierra Leona. Antes de viajar conviene ponerse en contacto con la misión de las Naciones Unidas porque varían constantemente las condiciones de seguridad. El Gobierno ruega “evitar todo el país a excepción de Freetown”.

Somalia. No tiene entidad estatal y en la actualidad está dividida en múltiples zonas cuya jurisdicción corre a cargo de los “señores de la guerra”. Hay piratas, residuos nucleares en las playas, un gran flujo de armas, atentados, crímenes, secuestros, robos y escasez de alimentos. Las relaciones diplomáticas con España están congeladas desde 1991.

Sri Lanka. Pese al acuerdo de cese el fuego, la situación política es muy inestable. Sólo es seguro el sur del país, ya que en el resto opera la guerrilla tamil.

Suráfrica. Inseguridad generalizada. La criminalidad se ha disparado en Johannesburgo y otras muchas ciudades, en las que conviene evitar el centro desde las 17 horas. Los asaltos a los coches en los semáforos son moneda corriente. La malaria y el sida, también. Y tomar precauciones no vale de mucho, ya que el índice de violaciones es altísimo.

Sudán. La muerte del vicepresidente Garang en julio de 2005 ha disparado los enfrentamientos violentos. Hay una guerra civil que afecta, sobre todo, al Sur y a las montañas de Nuba.

Tadyikistán. Hay importantes conflictos interétnicos que se agravan por la proximidad de Afganistán y delincuencia generalizada, con robos, secuestros y estafas. Tadyikistán es el principal camino de salida de la droga afgana.

Tailandia. En el Sur se ha proclamado la ley marcial y todo el país vive sumido en una crisis política, con riesgo de atentados terroristas. En la zona roja de Patpong (Bangkok) hay locales que recurren a la intimidación física de los clientes extranjeros para cobrarles facturas exorbitantes.

Tanzania. Los refugiados armados y la inestabilidad hacen muy peligrosas las fronteras con Burundi, República Democrática del Congo y Ruanda. Las extranjeras corren el riesgo de ser violadas. La homosexualidad masculina se paga con 25 años entre rejas y la femenina, con siete.

Timor Oriental. La situación es cada vez más convulsa y no pueden descartarse atentados. La zona más peligrosa es la frontera con Indonesia. Se conduce por la izquierda pero el volante está a la derecha.

Togo. La muerte del presidente Eyadéma el año pasado, el golpe de estado militar y las violentas elecciones han afectado seriamente la seguridad de los extranjeros. Sólo se debe viajar a Togo en caso de extrema necesidad.

Uganda. Los conflictos armados y la delincuencia afectan a todo el país, pero sobre todo, al Norte y el Oeste. En Karamoja, la Lords Resistance Army mantiene un estado de guerra civil.

Serbia y Montenegro. Este año, el de la negociación del estatuto final de la provincia de Kosovo, puede traer “nuevos incidentes”. El Gobierno español pide que no se visite este territorio.

Uzbekistán. Los grupos armados islámicos están muy presentes en el valle de Fergana y han protagonizado enfrentamientos violentos. El propio gobierno uzbeco recomienda no viajar. Hay ciudades prohibidas para los extranjeros, pero las autoridades no facilitan el nombre de esas localidades hasta que se está en el país.

Vanuatu. Se registran dos mil seísmos al año y otros tantos asaltos de tipo sexual en la capital, Port Vila. Se recomienda andar siempre acompañado y evitar las multitudes, caldo de cultivo de los desórdenes sociales.

Venezuela. La inseguridad es considerable en Caracas, Valencia, Maracaibo y Maracay, e incluso en los aeropuertos. Los robos y agresiones en la calle (muchas veces a mano de falsos taxistas) son cotidianos. La situación política desaconseja participar en actos y manifestaciones. Mejor no acercarse a la frontera con Colombia.

Vietnam. El presidente provincial del Comité del Pueblo, el ministro de Defensa y el de Seguridad Pública determinan cuáles son las zonas que los turistas no pueden visitar en cada momento.

Yemen. Existe riesgo terrorista, y algunas tribus recurren al secuestro de turistas para obtener favores de su gobierno. Saada y Al Jawf son las regiones más peligrosas.

Zambia. En todo el país abundan los tirones y asaltos a mano armada. El derecho a reunión y manifestación está restringido.

Zimbabwe. El partido gobernante es hostil a los europeos, sobre todo, si son periodistas o miembros de una ONG. Puede impedirles la entrada en el país o llegar a detenerlos. La gravísima crisis económica y la falta de alimentos y combustible ha disparado el bandidaje y los robos con violencia.

Texto de OpenNewsTurismo.com Fotografías de SDSU.

Anuncios

7 Respuestas a “El Gobierno aconseja no viajar a 87 países

  1. Jajaja

    La delincuencia en argentina no es para tanto!

    Brasil es mucho más peligroso y ni figura en la lista!

  2. Davinchohttp://www.davincho.com

    Se olvidaron de algunos países Europeos, donde la inseguridad tanto por posibles atentados como por delincuencia está a la orden del día.

    En Argentina te puede robar un carterista, en España sólo te hace volar en pedazos un tipo que ni conoces y que lucha por una causa que ni siquiera te interesa.

    Además habría que avisarle a estos fulanos que Argentina no es sólo capital federal 😉

    Yo agregaría a la lista…
    Todos los países de Europa por gripe aviar y vaca loca, peligrosas enfermedades no controladas del todo, y que lamentablemente no tienen cura conocida.

  3. Ummm, estuve en el 98 en Senegal y precisamente atravesé La Casamance y en fin. Decían q era peligroso y yo la verdad efectivamente vi puestos militares al cruzar de noche pero de eso al resto es puro alarmismo. Mejor gente imposible.

  4. coincido con davincho, faltan muchos paises europeos.

    aparece chile también, solo porque en los barrios mas pobres de la capital puede ser peligroso. ¿Qué barrio pobre en el mundo inserto en una ciudad capital no deja de ser peligroso? lamentablemente hay pocas excepciones. Y ojo que Santiago es la capital, no Chile.
    No quiero ni saber quienes realmente habrán hecho la lista, no me refiero al organismo, que es nombrado, sino que a las personas. ¿Se suponen que son del “primer mundo”? dejan mucho que desear, lamentable…

  5. Y Mexico donde se queda?… Joder!

  6. Argentina no es más insegura que el resto del mundo. El viajero en Buenos Aires debe ser cuidadoso como en NYork o Madrid…no exageremos!!!

  7. `Para mi definitivamente es terrible e incomprensible que sean tan ignorantes el mundo entero tiene peligro españa no es un paraiso ni toda su gente lo es, colombia es un pais que ha sufrido mucho ha sido golpeada por el narcotrafico y por la corrupcion pero eso es una minoria la gran mayoria de la gente es amable, buena, trabajdora, aman asu pais como ningun otro y queremos ante todo salir adelante lean gracias a dios existe el internet busquen cosas sobre colombia y todo el progreso que ha venido teniendo no es la misma que hace 15 años cuando estaba pablo escobar y estaba toda la delincuencia en nuestro pais dense y denos la oprotunidad de mostrar nuestro nuevo pais con cosas positivas par aquellos q no la conocen, preguntenle a la gente que ha ido y han quedado maravillados,colombia es un pais con una riqueza natural envidiable,su infraestructura, su moda,etc…. tenemos cosas muy buenas y me gustaria muchisimo que los documentales, noticias etc que se hable de colombia investiguen un poco y asi puedan ser masn positivas, no con eso quiero decir que sea un paraiso todavia tenemos problemas pero se q lo superaremos y mas con nuestro presidente alvaro uribe, asi es pues que no me parece que pongan en lista como peor para viajar cuando mexico o new york por ej tambien tienen sus problemas y no las veo en lista por ningun lado.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s