Compañeros de viajes insoportables

En los Foros de LonelyPlanet se abrió un hilo para describir el tipo de compañeros de viajes que suelen amargarte el viaje. Esta es la recopilación escrita por los usuarios del foro.

1. El que lo sabe todo (o eso cree él). Es más fácil encontrar este espécimen en los viajes organizados. Es el que cuando estás en el bus, todos juntitos, empieza a contar todo lo que ha comprado, que lo ha comprado al mejor precio, él que poco menos que ha enseñado a regatear a los vendedores del zoco o bazar de turno…,éel que ha encontrado la taberna más auténtica y oculta de la ciudad y la que mejor comida dan, y al mejor precio, claro… El que, cuando tú enseñas toda contenta algo que has comprado, lo primero que hace es preguntarte el precio para acto seguido decirte que él lo habría sacado por la mitad…

2. El de la cámara de fotos. Él que tiene una cámara digital y se empeña en sacar 785 fotos por día.

3. “Él que ya ha estado antes”. No es su primera vez en ese lugar, y se empeña en hacer de guía y enseñarte ‘todo lo que merece la pena’. Al final te hace un réplica exacta de su primera visita, parando a comer en el mismo restaurante, comprando un helado en el mismo kiosco, y bebiendo agua en la misma fuente, todo ello sazonado con constantes referencias a como estaban las cosas cuando él estuvo por primera vez. Sí quieres ir a un sitio fuera de su ruta, te dirá que no merece la pena, aunque no tenga ni idea de lo que le estas hablando.

4. El tacaño. Va mirando cada céntimo de euro, que no te deja ni parar a tomar una cervecita y que no compra ni un mísero llavero de recuerdo por no gastarse 3 euros.

5. El dominante. Siempre hay que ir y ver lo que él diga y cuando él diga.

6. El exigente. Deben atenderle a la perfección, al momento y estupendamente.

7. El Mega-planificado. Es ese que lo quiere tener todo planificado sin dejar nada al azar ni a la aventura, empezando a hacerlo meses antes de que os vayáis. No es que sea malo tenerlo todo organizado pero es que llevas meses planificándolo y ni el día anterior a que os vayáis de viaje deja de hacer una última consulta a las guías y un buen repaso a todo el recorrido.

8. El miramira. Dicese de aquel sujeto que alucina con todo lo que ve fuera de su barrio y te da el coñazo todo el santo día con miramira que chulo, refiriéndose a las escaleras mecánicas de un aeropuerto, el radiocasete de un taxista, un Mcdonalds más grande que el de su barrio (miramira un Mcdonalds). El miramira dice al menos 15 veces diarias miramira.

9. El amargado. También conocido como amargueitor. Dicese del viajero que nadie sabe porque narices salió de su casa, ya que todo lo critica, siempre pone mala cara y no tiene ganas de hacer ninguna actividad y lo que es peor, te cuenta sus problemas existenciales sobre su trabajo etc. Ideal para que tu puedas desconectar del tuyo. A evitar…

10. El listo. Ampliamente estudiado por diversas escuelas de prestigio y denominado el líder. Dicese de aquel sujeto que sin tener ni idea de nada cree saber más de un país ajeno que sus propios habitantes. No tolera contraindicaciones y mucho menos observaciones del resto de compañeros de viaje. Eso si, si la caga la culpa es a compartir, lalalala…

11. El loco. Dicese del viajero que se va contigo a la india, no se vacuna, bebe durante el vuelo y hay que ir detrás de él durante todo el viaje. Su comportamiento es imprevisible, puedes perderlo en cualquier rincón porque nunca avisa cuando se mete en un tenderete o donde sea. Acaba con la paciencia de cualquiera, hay que ser su mamá constantemente y encima ni se da cuenta, el ríe jojojo…

12. El miedica. También conocido como fresita. Le da miedo volar, salir por la noche en el sitio de destino porque claro hay gente que no le suena su cara, subir en autobús con la plebe, ir solo a comprar un paquete de tabaco e incluso pedir en un restaurante (va, pide tu jo…).

13. El estresado. También denominado el coleccionista de sitios turísticos. Quiere ver Roma en tres días, con lo cual hay que ir corriendo por la ciudad como si fuera una gymkhana (del Coliseo a la Fontana de Trevi, de la Fontana al Vaticano…etc.), foto y a seguir corriendo. No sea que nos haya faltado algo por ver y quedes mal con los amigos. Ideal para bajar de peso.

14. El desastre. Espécimen español a extinguir. A mitad vuelo se da cuenta que se ha olvidado del neceser, los calcetines, la Lonely y las lentillas. Si quedas por la mañana a una hora para salir del hotel, él no se levanta a la hora y debes esperar otra hora a que recoja su habitación. Con lo cual son las cinco y ya no puedes ver nada. El segundo día que se repita la situación…el que no vera nada será él, ¡ojo!

5. El Remember. Sí no sabias donde ha viajado con anterioridad, él te lo recordará cada cinco minutos. Todo lo que ve le saca punta, la comida es mejor en Bilbao, a mi me sorprendió más Atenas porque tal y tal, la gente era más simpática en Tailandia, los taxis son peores en Bombay, etc. etc. En fin…él es peor que ir de viaje con el desastre o con el miedica (algunos tienen algo de gracia, eh), pero claro no se lo digas que sólo llevamos dos días de viaje…¡a ver si cambia!

16. El tocahuevos. Cuando ya está casi completamente organizado el viaje (organización en la que por supuesto no ha participado), se dedica a proponer cambios.

17. El “yo me mezclo con los del lugar”. Me acabo de acordar de dos tías que vi en India y que cumplen el perfil del “YO ME MEZCLO CON LOS DEL LUGAR”. Iban en un tren de la India, meditando en postura de yoga, con las manos haciendo Ommmm y un sari cada una… Eso si, el Ommmmm bien alto para que todo el mundo viese lo integradas que estaban en el país….

18. El Indiana Jones. Son los que van vestidos de Indiana Jones. Los que siempre recomiendan llevar gorra, y gafas de sol.

19. L@s presumidos. Los que antes de salir a la calle se tienen que preparar como si se fueran a ir a una boda. Tú estás allí hecha un asco esperando y les da igual, ell@s a su ritmo. Además, siempre llevan ropa y calzado bonito pero poco adecuado para viajar y les tienes que dejar lo tuyo para poder seguir adelante o tienes que pararte cada 5 minutos porque no pueden andar o incluso perderte la excursión y volver al hotel.

20. Los pegajosos. Son la típica parejita que entre ellos se aburren y se te pegan como lapas y quieren ir a todos sitios contigo, encima viajan con la soga al cuello, se quedan sin un duro y encima tú le tienes que pagar el último día la comida a fondo perdido por supuesto.

21. El sucio. Bien, este espécimen existe, si. Dicese de aquel viajero que le huelen los pies y no hace nada para evitarlo, se ducha solo el día antes de la vuelta a casa y lleva tres pares de calcetines para mes y medio…y jamás lo veras lavar su ropa. También conocido como viajero mofeta.

22. El políglota. Este ciertamente jode. Aquel viajero que chapurrea inglés como tú pero que te otorga mejor conocimiento del mismo con la finalidad de que solo hables tú, por ti, por él y por toda su familia. Durante el viaje solo se lanzará a hablar 2-3 veces y siempre frases sueltas para luego volver a casa y decir que con el inglés se manejaba muy bien por Estambul (por Ej.). También conocido como el viajero Opening.

23. El compring. Vaya donde vaya compra. Sólo poner el pie en el destino sólo piensa en comprar, para él básicamente. Eso si, te lo maquea con que tiene que comprar a toda su familia, primos, abuelos, vecinos, los amigos de la playa, la peña del trabajo, el portero de su casa (aunque sepas que es automático) ¡bah! da igual… la cuestión es comprar. Estoy seguro que cuando llega a casa y ve el 70% de lo que ha comprado piensa…ESTAFING!!

24. El patriótico. O también conocido como cerdito de bandera: sujeto extraño que por el menor tipo de incidencia que tenga en otro país o en su mismo país, con personas de una ciudad que no sea la suya, se pasará todo el viaje y el resto de su vida recordando, rencoroso, el triste hecho, despotricando sobre cualquiera que provenga de ese país o lugar donde le ocurrió tan fastidiosa hazaña y rememorando lo ocurrido hasta el fin de sus días, explicándolo a hijos y nietos…

25. El teleadicto. Dícese del cual no para de preguntar por cualquier tipo de programa del que sea adicto y como irán las cosas o como habrán quedado, resultados de partidos de fútbol, programas varios de cotilleos, etc. Son personas que saben que no van a poder saber nada del mundo cotidiano donde viven y encima preguntan a los nativos del lugar como habrá quedado su equipo de fútbol o que se yo, cuando esa gente lo único que les preocupa es subsistir.

26. La histérica y claustrofóbica. Me fui de viaje con una que tenía miedo al avión. Hasta ahí correcto, pienso que a todo el mundo le puede pasar. Lo que pasa es que la susodicha era propensa a montar escenas en el avión como ponerse a llorar y decir durante todo el vuelo “saquenme de aquí” Yo como si no la conociera de nada.

27. El reportero. Dícese del compañer@ que cada media hora (y soy buena) está mandando un mensajito o hablando por teléfono, con él que parece que nunca nunca vas a poder desconectar de la realidad de tu día a día. Que no se mete en el país. Sobretodo descubrí que su motivo para viajar era darle una especie de lección a su novio de “soy una mujer independiente y viajo con amigas porque yo lo valgo”… pesadita una jartá.

Anuncios

Una respuesta a “Compañeros de viajes insoportables

  1. JAJAJA… genial!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s