Archivo mensual: noviembre 2006

Viajar según Javier Reverte

Se viaja ahora, en todo caso, para perseguir una idea que alentaste, o para sentirte a ti mismo pisando el lugar que has soñado ver. Pero el viaje puede seguir siendo aventura porque aventura es el recorrido de los sueños. Y el sueño es la naturaleza que conforma el corazón del hombre. Su destino el cumplirlos. Creo que hay que viajar siempre, ponernos a prueba ante lo inesperado, ver y sentir sobre lo que hemos leído, sobre lo que nos han contado, sobre todo lo que hemos imaginado. Creo que el ojo del hombre debe ver las cosas por sí mismo, respirar con sus propias narices los aromas de las plantas, de los animales y de los otros hombres; tocar con sus manos las manos de hombres de otras razas. (…) El alma del hombre tiene que recuperar la pasión de la aventura y la gran aventura es siempre el viaje.

El sueño de África, de Javier Reverte.

RFID en muñecos de Disney para crear rutas guiadas

El Pal Mickey de Disney es un muñeco con un dispositivo RFID que va interactuando con el niño y va comentándole cosas de las atracciones según se acerque a ellas, ya que hay sensores RFID escondidos por todo el parque. Pal Mickey. Más info. (Vía BajoLaLinea).

Un coche llevando a un avión

Un Volkswagen Touareg llevando un 747. Más info en Microsiervos.com.

Del miedo a la atracción turística


Las bombas explotaban entre las siete y las nueve de la noche, o entre las cinco y las siete de la mañana. Cuando nos acostumbrábamos, podríamos calcular los kilos de dinamita y el sitio donde estallaban. Fue una guerra sin cuartel. Por cada policía muerto pagaban dos millones de pesos. Dos mil dólares de ese entonces. El negocio de las funerarias y cementerios creció prosperadamente, con ataúdes hasta de 20.000 dólares, tumbas con equipos de sonido incorporados, mariachis en los entierros, epitafios luminosos, jardineros de tumbas, plañideras-trovadoras, sahumerios reproductores de la loción preferida del muerto. La cultura de la ostentación fue el distintivo de la gente de los carteles.

El terrorismo creado por el Cartel de Medellín, cuya figura era Pablo Escobar Gaviria, tenía como objetivo atemorizar tanto al Gobierno como a la sociedad para evitar la extradición de los capos solicitados desde Estados Unidos.

El turismo se fue de Medellín.

Los hoteles pasaron a una ocupación del 23%, en los restaurantes y discotecas existía gran nerviosismo y era frecuente ver la ciudad sin tráfico vehicular después de las siete de la noche.

¿Qué se puede hacer cuando una bella ciudad, de múltiples atractivos turísticos, adquiere la imagen de ciudad peligrosa, propensa al crimen y penetrada del narcotráfico?

Un experto nos cuenta lo que se hizo junto con otros colombianos para cambiar la imagen de Medellín, librándola del estigma y miedo. Medellín, del miedo a atracción turística.

Q = Σxi/N (1)

¿Cuál sería la probabilidad de que Q falleciese en un accidente aéreo?

Entendemos un viaje sin escala de un punto a otro, Q sería el producto de la posibilidad de que el vuelo seleccionado sufra algunas víctimas entre los pasajeros y la probabilidad condicional de que el pasajero esté entre esas víctimas, asumiendo que se produzcan. Si los vuelos se numeran de 1 a N, entonces Q sigue la regla:

Q = Σxi/N (1)

Aquí la suma es de 1 a N, y xi es la fracción de pasajeros en el vuelo i que no sobrevive. (Para la aplastante mayoría de vuelos, xi = 0; para un vuelo en el que el 20% del pasaje fallece, xi = 0,2).

Aunque el hecho pueda sorprender al lector, aproximadamente 2/3 de los vuelos a reacción de pasajeros en el mundo corresponden a servicios nacionales en países desarrollados. Por lo tanto, nos referimos primero a la estadística Q para los vuelos a reacción nacionales en países desarrollados, centrándonos en la década de los noventa. En esta década hubo cerca de 75 millones de vuelos a reacción nacionales en países desarrollados, de los cuales el número total de “equivalentes a catástrofes completas” (esto es, Σxi) fue 5,78. Si aplicamos (1), tenemos un cálculo de riesgo de muerte por vuelo de 1 entre 13 millones.

Obviamente, uno de cada 13 millones es una cifra baja, ¿pero cuánto? Si se tomase un vuelo al día, con ese nivel de riesgo de mortalidad, se podría viajar una media de 36.000 años antes de fallecer en un accidente mortal. Visto de otro modo, un niño que despegue hoy en un vuelo nacional a reacción en un país desarrollado tiene diez veces más probabilidades de ganar en el futuro una medalla de oro olímpica que de no llegar a su destino. En una lotería de Massachusetts llamada Megabucks, la posibilidad de ganar el gran premio (Jackpot) es de 1 entre 5,2 millones. Es decir, un residente de Massachusetts que compre un ticket de lotería tiene dos veces y media más probabilidades de ganar el Jackpot que de “perder” desastrosamente en el próximo vuelo nacional que tome.

Pueden leer más en la Royal Aeronautical Society.

Móvil Discovery

Primer móvil que une teléfono con GPS para que no nos perdamos y con el añadido de poder mandar un SMS con nuestra localización a un email. Justo lo que hablábamos ayer pero ya integrado en el mismo teléfono. TWIG Discovery. (Vía Xataka.com).

Traducciones instantáneas con un dispositivo en la cara

Científicos de los USA están trabajando en un dispositivo que se acopla a las caras de las personas y que mediante diodos electrónicos traducen los movimientos del que nos habla a nuestro idioma personal. Traductor Torre de Babel lo llaman.

Mejor pueden ver está animación o leer la noticia ampliada en NewScientist.com