Primer viaje de luna de miel al espacio

Loretta y George son los primeros que después de casarse se van de viaje de novios al espacio. Los dos trabajan en asuntos del espacio, uno es un director de la National Space Society y la otra abogada en estos temas. En la web los detalles. SpaceLove.org (Vía).

Anuncios

El regateo según la filosofía

El juego de regateo se basa en una negociación entre sujetos, que pretende llegar a una acuerdo unánime sobre los principios que servirán de criterios para valorar sus instituciones y sus costumbres.

Existen dos consideraciones adicionales: durante el juego los participantes pueden comportarse egoístamente, sin embargo después de acordados los principios de justicia, los participantes deben someterse a ellos: “tener una moralidad es como haber adquirido un firme compromiso previo; porque debemos atenernos a los principios de la moralidad aunque sea en perjuicio propio” (Rawls). A este juego Rawls lo llama “velo de ignorancia”, en el que los individuos de una sociedad se “olvidan” de si son blancos o negros, hombres o mujeres y de esta manera eligen ciertas instituciones fundamentales. Esto también es conocido como “Posición Original”.

Por John Rawl, filósofo político.

Y unos consejos para regatear:

1. Por lo general, el vendedor empieza con un precio muy muy alto. Esto se debe a que siempre hay alguien que no está acostumbrado a regatear y que por consiguiente pueda acabar comprándolo. La reacción más conveniente sería reírse a carcajadas, sonreír profundamente o ponerle cara de gran asombro. Esto hace que el vendedor sepa que tú sabes el precio real del artículo. Y no nos asustemos sí nos dijo un precio muy alto; podemos acabar aún comprándolo a buen precio. Están estudiándonos.

2. Sí te han dicho un precio muy alto, la jugada ahora sería decirle tú un precio muy muy inferior a lo que podría costar el artículo. Le estamos haciendo lo mismo que él no has hecho.

3. Una actitud buena sería en este caso, hacerles ver que nos vamos; decirle ¡adiós! Por lo general, después del adiós, viene una oferta más rebajada por parte del vendedor. Sí te separas un poco más, habrá una segunda oferta aún más beneficiosa. Más de dos ofertas cuando uno hace que se va no habrá. Sí te preguntan ¿Cuanto pagas tú? les dices un precio bajo, lo suficiente para que haya un buen trecho de dinero entre lo que te dijo él y lo que le dices tú. Así hay un buen margen para negociar.

4. NO muestres interés por solo un artículo. Si haces eso, justo ese producto se convierte en algo así como el más caro -ya me entendéis-. Se ha de hacer ver que te gustan unos cuantos hasta acabar preguntando por el que si te interesa, como quien no quiere la cosa.

5. Cuidado con el sentimiento de culpa. Te invitarán a café, té, bocaditos, etc. Sí aceptas, ellos harán hacer ver que si te vas sin comprar eres malo. Y no es así -ellos lo hacen para que acabes comprando-. Sé fuerte y resiste si no quieres el producto.

6. Siempre hay que estar amistoso y simpático. Sí el comerciante te coge un cierto aprecio, el precio final será mejor.

7. Ideal sería que fuéramos en pareja y hacer un poco de teatro. Tú lo quieres y tu pareja -o quien sea- se niega en redondo. Esto hace que intente convencer a tu cómplice con un mejor precio.

8. Lo mejor sin duda es saber con antelación el precio real del producto. Esto les hará ver que contigo no hay posibilidad de mucho regateo y ya irán a dejártelo a un precio interesante.

9. Encuentra a dos vendedores de dos tiendas distintas con el mismo producto y juega con los dos. Haz que entre los dos luchen por vendértelo.

10. Si no tienes intención de comprar no regatees en ningún caso.

11. No dejes que nadie de alrededor regatee por ti. En este caso, acabaras pagándole hasta su comisión correspondiente sin darte cuenta. Tú solo regatea.

Consejos leídos en Wikitravel.org Foto VentanasVoyage.

Lao-Tse y Hu-Ch´eng Tse conversando…

En su juventud Lao-tse amaba los viajes. El sabio Hu-Ch’eng Tse le dijo: «¿Por qué te gusta tanto viajar?».

«Para mí —dijo Lao-tse—, el placer del viaje reside en la contemplación de la variedad. Algunas gentes viajan y sólo ven lo que tienen delante de los ojos; cuando yo viajo, contemplo el incesante fenómeno del cambio.»

A lo que respondió el otro: «Me pregunto si tus viajes son de veras distintos a los de los otros. Siempre que vemos algo, contemplamos algo que está cambiando; y casi siempre, al ver eso que cambia, no nos damos cuenta de nuestros propios cambios. Los que se toman trabajos sin cuento para viajar, ni siquiera piensan que el arte de ver los cambios es también el arte de quedarse inmóvil. El viajero cuya mirada se dirige hacia su propio ser, puede encontrar en él mismo todo lo que busca. Ésta es la forma más perfecta del viaje; la otra es, en verdad, una manera muy limitada de cambiar y contemplar los cambios».

Convencido de que hasta entonces había ignorado el significado real del viaje, Lao-tse dejó de salir. Al cabo del tiempo Hu-Ch’eng Tse lo visitó: «¡Ahora sí puedes convertirte en un verdadero viajero! El gran viajero no sabe adónde va; el que de verdad contempla, ignora lo que ve. Sus viajes no lo llevan a una parte de la creación y luego a otra; sus ojos no miran un objeto y después otro; todo lo ve junto. A esto es a lo que llamo contemplación».

De… El punto de partida, escrito por Zhuang-ze.

Mochilas TrailFex y Paach

La primera es una mochila con una base simple a la que se le va añadiendo módulos en función de nuestro interés. También si nos fijamos, tiene un pequeño tubo para ir bebiendo agua y no tener que ir sacando la botella. Recuerden que si hace mucho frío, después de beber hay que soplar para que no quede agua dentro, por si se congela y te desmonta el invento.

TrailFlex.com (Vía Xataka y OpenSnow.com).

La segunda es una que mezcla la técnica tradicional de fabricación con la modernidad del siglo XXI. La hacen en México. Pach Pack. (Vía).

Viajar al azar

Diceman es un viajero que viaja en función de lo va saliendo en los dados. Prepara seis itinerarios -al igual que los lados del dado-, y tira el dado. Lo que salga, para allí tira. Así se ha recorrido medio mundo.

Nos sugiere que nosotros también deberíamos dejar que sea el azar el que nos guíe en nuestros viajes. Sí te apetece seguir la idea, puedes hacerlo desde aquí.

Alquilando bicicletas turísticas

Solo una muestra de cómo es el proceso para alquilar un bicicleta turística. Pensemos que a partir de esta primavera se verán en muchas ciudades de Europa y es una excelente manera de hacerse un buen paseo, ya que caminando se haría interminable y no veríamos ni la mitad. Las bicicletas se pueden pagar con nuestra tarjeta de crédito. Para los residentes de la ciudad suelen haber unas tarjetas de abonos que les sale más barato. Ese no sería nuestro caso.

1. Añadimos nuestra tarjeta de crédito y le asignamos un número de seguridad a la bicicleta para cuando tengamos que devolverla.

2. Elegimos el número de bicicleta que queramos.

3. Al finalizar el proceso tenemos 45 segundos para cogerla. Y tenemos 7 horas para devolverla.

Por lo demás, recordemos que llevan una cadena para poder atarla en cualquier sitio y que cuando la devolvamos la podemos dejar en cualquier estación de bicis, indiferentemente de donde la hayamos cogido.

Información sacada de las bicis de Lyon. Fotos Flickr Laughtonb y Mosse.

SnowRanger, software de resorts de Ski para GPS

Nos bajamos el programa al GPS y nos señala en el GPS los caminos de montaña, las rutas por coche, los sitios donde comer, los parkings, donde comprar los tickets, etc.

Para resorts de Ski en los Estados Unidos. SnowRanger (Vía).